Helecho de cuero

18,00

Vistoso, de gran presencia, muy verde y con una textura absolutamente original; así es el helecho de cuero. ¿Has tocado alguna vez sus hojas? Te recordará mucho la suavidad del cuero, de ahí su nombre. Sólo debes tener cuidado con su ubicación (lejos de los rayos del sol directos) y con su hidratación. ¡El helecho de cuero adora la humedad!

No dudes en comprar un helecho de cuero si lo que quieres es llevar a casa la exuberancia de los bosques atlánticos o tropicales o de los grandes jardines botánicos europeos.

¡Que reine el verde en tu decoración!

Limpiar
SKU: N/D Categoría:

¿Dispuest@ a comprar helecho de cuero? ¡Buena elección! Te ofrecemos los mejores consejos para cuidarlo.

¿Cómo cuidar tu helecho de cuero?

¿Cómo y cuánto regarla?

Nos atrevemos a decir que todos los días, sobre todo si vives en el centro de España. En la costa podrías obviar algún riego, pero, en general, adora el agua… ¡No puede pasar sin su ración diaria! Si compras helecho de cuero, riégalo bien, pero no dejes que se encharque o estará más expuesto a hongos.     

¿Cómo puedo saber si mi helecho de cuero está bien hidratado?

Observa sus hojas. Si empiezas a ver algunas secas (incluso sólo algunas puntas), tu helecho necesita más agua, definitivamente. Y puede que no sólo requiera más agua de riego (en la tierra) sino que quizá te esté pidiendo a gritos que lo pulverices todos los días. ¡Los helechos de cuero son muy mimosos y les gusta que les prestes atención!

¿Sabías que los helechos de cuero son una de las plantas más antiguas que se conocen? Fueron contemporáneos de los dinosaurios… ¡pero siguen de total actualidad!

¿Dónde lo sitúo?

Siempre en el interior de tu casa (no en exteriores) y en rincones o estancias donde tenga luz –contrariamente a lo que se cree, al helecho no le gusta la oscuridad total- pero no sol directo. ¡Vigila que no le dé ni un rayo, especialmente entre las 11 de la mañana y las 5 de la tarde!

Evita también las fuentes de calor (radiadores) o las salidas de aire acondicionado.

Antes de comprar helecho de cuero, busca el lugar idóneo para él: un rincón con humedad ambiente y ventilación diaria (por ejemplo, un cuarto de baño con ventana). Como el helecho de cuero (al igual que casi todos los helechos) tiene una bonita caída, puedes colgarlo del techo, empleando una maceta de fibra de coco. ¡Son lo último!

¿A qué temperatura?

Lo ideal rondaría los 15-25º. No te preocupes si en verano tu casa supera esta última temperatura; asegúrate de pulverizarla a diario (o dos veces al día, si la ves muy seca) y de proporcionarle su abundante ración de agua diaria.   

¿Qué tienes que evitar?

El encharcamiento y el sol directo. También la sequedad excesiva del ambiente: el helecho de cuero absorbe nutrientes e hidratación tanto a través de sus raíces como de sus hojas.

¿Qué deberías vigilar?

El helecho de cuero (al igual que sus hermanos, los helechos de otras variedades) tienen dos enemigos principales: la mosca blanca y los hongos. Podrás prevenir los segundos aplicando un fungicida sistémico una vez al año aprovechando el agua del pulverizador. Reconocerás que tu helecho tiene cuero si se seca de golpe y del centro de la planta hacia el exterior (no de las puntas hacia dentro).

Respecto a la lucha contra la mosca blanca, es ideal un insecticida denominado cipermetrina.

 

El helecho se reproduce por esporas, unos puntitos negros que verás en el envés de sus hojas. ¡No las confundas con una plaga!  

 

¿Cómo la abono?

Con un fertilizante foliar, especial para helechos (debe ser rico en nitrógeno). Lee atentamente las instrucciones pues, si te pasas de cantidad, puede ser letal para tu helecho.

¿Cuándo le cambio de tierra o de maceta?

Deberás observar atentamente a tu helecho de cuero. Te sorprenderá que tiene la capacidad de crecer y crecer en una maceta pequeña: esto es porque sus raíces son pequeñas. Notarás que pide un cambio a una maceta mayor cuando sus hojas se vuelvan marrones (no amarillas) en un 30%, aproximadamente. Usa recipientes con mucha capacidad de drenaje: barro, cerámica, fibra de coco…

Y aprovecha para multiplicarla: separa con cuidado las raíces, elimina la tierra delicadamente (haz esto sólo con los helechos, no con otras plantas) y replanta en dos o tres macetas diferentes.

¿Algún truco especial en el cambio de tierra?

Plántalo directamente sobre mantillo, no añadas tierra. El mantillo es el sustrato más parecido a las condiciones naturales del helecho de cuero: sotobosques atlánticos y/o tropicales, muy ricos en nutrientes.

¿Puedo comprar helecho de cuero en cualquier momento?

Sí. En verano tendrás que tener más precaución en su adaptación (rociarlo frecuentemente con el pulverizador, vigilar el riego, luminosidad, sombra…).  

¿Crecerá mucho?

Se hará muy frondoso si las condiciones de tu hogar son las adecuadas: humedad y luminosidad sin sol directo.

 

En la naturaleza, el helecho de cuero vive bajo los árboles, en el resquicio de cualquier roca, cerca de cascadas o ríos: eso te da pistas sobre cómo aclimatar el tuyo. Maceta pequeña pero rica en nutrientes, y humedad en el ambiente.

 

Apunte Vincapervinca: El helecho de cuero queda precioso en grupos, bien de la misma variedad, bien de cualquiera de las 9.500 especies que componen la familia de los helechos.

 

Información adicional

Dimensiones N/D
Tamaño

Senior (20-90 cm)